Cambia, pasito a pasito

 

Así nació ¿ cómo como? y otras cosas

Cada persona tiene sus momentos. El momento de caer, el momento de renacer y el momento de alcanzar su objetivo.

Mi momento llegó hace unos meses. El instante en el que se me abrió la puerta del destino y me dió una nueva oportunidad. Un pequeño cambio, que dió lugar a otro y a otro más. Cuando me quise dar cuenta, estaba inmersa en una cascada de piezas de dominó, en caída libre,  que fueron llevándome a lo que soy hoy.

Moraleja del cuento. ¡¡ Haz de tus pequeñas victorias, el camino de baldosas amarillas que te lleve a tu meta!! Nada ni nadie puede pararte si tu eres el motor de tu cambio. Lucha, que tu puedes lograr todo lo que te propones. Este es mi ejemplo, de cómo aprovechar la inercia para continuar evolucionando.

Recuerda que puedes, cuando quieres. ¡¡¡ A por ello !!!

Publicidad

Deja un comentario